Cartera CORE, Kau Markets EAFI

Como empresa de Asesoramiento Financiero, tenemos un abanico de estrategias, si bien, el grueso de nuestro conocimiento lo volcamos en la cartera CORE (inversión tradicional) y la de Retorno Absoluto.

Dos carteras para todos los perfiles.

En particular, además, la cartera de Retorno Absoluto, utiliza dos versiones distintas de portfolio basadas en Deep Value Investing.

La primera, que llamamos CORE, representa el 75% del portfolio de Retorno Absoluto, y la segunda, CONTRARIAN, supone el 25% restante. Además el Retorno Absoluto utiliza una cobertura de riesgo para el portfolio.

La CONTRARIAN viene explicada en el paper de su mismo nombre que publicamos Lorenzo y yo en SSRN.

 

 

Hoy explicaré en mayor detalle la cartera CORE.

 

El CORE de la cartera

Pongamos en antecedentes este modelo. Nosotros somos inversores cuantitativos, y por tanto el enfoque o sesgo de inversión que seguimos se estandariza vía factor investing. Dicho ésto, el modelo de inversión tradicional que aplicamos en esta cartera es necesariamente sistemático y basado en Value Investing Cuantitativo; en la línea de inversores como Joel Greenblatt, Cliff Asness, Joseph Piotroski y otros tantos billonarios de éxito.

Por otro lado sería interesante que le dierais un vistazo a un puñado de ‘hechos’, que os ayudarán a situar el porqué de este modelo factorial de inversión para carteras tradicionales.

Antecedentes de estudio

1. El inversor de Largo Plazo, tiene una ventaja cualitativa y cuantitativa para obtener retornos sobre inversión superiores al mercado. Pero no debe de caer en los problemas asociados a la inversión de Largo Plazo (más información aquí).

Esto significa que debe evitar los problemas de inversión pro-cíclica y que debe alinear sus intereses como gestor con sus emociones como inversor.

 

2. A lo largo de los últimos 10 años un estudio que confronta 4 modelos de inversión, a saber: Value, Quality, Momentum y Contrarian; establece que la inversión Contrarian es el estilo de inversión que mayor recompensa en términos de rentabilidad ha generado a los inversores.

El estudio se establece usando como indicadores de cada uno de los estilos los siguientes factores:

 

Value : EV/EBIT

Quality : ROIC

Momentum : Price Index 12m

Contrarian : Price Index 12m Inverso

Los backtesting se llevaron a cabo con la base de datos de zonavalue.com. Se han usado portfolios equi-ponderados con el Top20 de los rankings, rotaciones anuales y períodos fiscales para la construcción de los portfolios. El universo de acciones fue EEUU, UK, Alemania, España, Italia, Francia y Portugal

La Volatilidad de la inversión Contrarian es muy elevada, casi impracticable diría yo, con lo que de momento nos quedamos con que es muy rentable invertir en empresas que han caído mucho, por el motivo que sea en períodos previos a los implicados. Empresas que no quería nadie en el período de 12m anterior va y resulta que son las que más dinero rentan en el siguiente período, por encima de cualquiera de los otros estilos estudiados.

Lo tendremos en cuenta.

 

3. Somos inversores Value por convicción, con lo que necesitamos un motivo por el que comprar una empresa que haya caído mucho.

Para ello vamos a requerir que las acciones sean de Calidad y que coticen a Precio de ‘ganga’ en relación a sus ganancias operativas.

Para ello deberíamos entender bien el ratio EV/EBIT (más información aquí), que mide el Precio real que pagamos por una empresa en función de sus ganancias operativas; y el F-Score del profesor Piotroski, que mide Calidad mediante un sistema de clasificación de empresas que va de 0 (empresas de muy mala calidad) a 9 (empresas de muy buena calidad).

Para profundizar en el trabajo del profesor Piotroski os recomiendo la lectura del paper de investigación que él mismo publicó llamado Value Investing: The Use of Historical Financial Statement Information to Separate Winners from Losers, o que sencillamente leáis un resumen orientativo en la wiki.

 

4. Invertir en todos los sectores no tiene sentido.

Muchas veces el éxito viene por la vía de evitar hacer cosas mal. Sólo eso es una gran ventaja frente al resto de competidores. En este caso, un inversor que tiene un sesgo Value, no debería empeñarse en invertir en cualquier sector pues hay algunos que históricamente no generan recompensa alguna para el inversor Value.

Para ello recomiendo la lectura de un paper en el que se lleva a cabo un estudio por sectores definiendo Value Investing como High ROIC & Low EV/EBIT, es decir tomando como referencia la fórmula mágica de Joel Greenblatt.

Las conclusiones de dicho estudio son que:

“A través de este estudio estudiamos el comportamiento de la fórmula mágica por sectores en la zona euro y podemos concluir que el Value Investing en los últimos 10 años ha encontrado su mayor recompensa en el sector Tecnológico. Por otro lado, que los sectores Financiero, Utilities, Conglomerados y Energía no son sectores a los que un value investor debiera prestar atención”.

 

En vista de las evidencias, deberíamos considerar retirar de nuestro universo de acciones candidatas las que pertenecen a los sectores: Financiero, Utilities, Conglomerates y Energy.

Con todo lo anterior estudiado, lo que os debe de haber llevado cierto tiempo, ahora podréis entender mejor el modelo CORE que proponemos para los inversores que quieran una inversión tradicional basada en Deep Value.

 

Detalles del modelo de inversión CORE

Sólo Zona Euro | España, Alemania, Italia, Francia, y Portugal.

En este caso contamos con el siguiente modelo:

Core de la cartera basado en un modelo de inversión Deep Value. Partimos de los principios de Momentum Inverso y seguimos por clasificar el universo de acciones según bajos EV/EBIT. Descartamos sectores: conglomerates, energy, financial y utilities. Market Cap > 50 millones y F-Score > 6 para darle calidad al modelo.

La inversión Deep Value, va en la línea de localizar empresas que han caído mucho en períodos previos y que sin embargo están muy infravaloradas (muy baratas en relación a sus ganancias operativas, teniendo en cuenta su deuda neta | Low EV/EBIT) y que por otro lado atesoran al menos 7 de los 9 puntos de excelencia en la escala del profesor Piotroski | F-Score > 6).

 

Backtesting del modelo CORE

Rentabilidad Anual Media (CAGR): 32 %

Volatilidad: 30.51 %

Ratio Sharpe: 1.05

Valor inicial de la inversión: 100.000€

Valor final de la inversión: 1.605.807,64 €

10 años backtest (2007 – 2016)| portfolios equi-ponderados | top 20 del ranking | rotación anual en períodos fiscales | deducción de gastos de trading 0,2% | base de datos zonavalue.com

Takeaways

La rentabilidad del modelo enlos últimos 10 años ha arrojado una rentabilidad media del 32% anual con una Volatilidad del 30%, y un ratio Sharpe superior a 1, lo que indica que el modelo tiene un excelente binomio rentabilidad-riesgo.

Este modelo de inversión, lo podéis replicar usando cualquiera de los screeners que tenéis a vuestro alcance, yo trabajo con el de zonavalue.com pero podéis usar cualquier otro si el de zonavalue.com en particular no os gusta.

En mi opinión, ninguna empresa de asesoramiento financiero que se precie debería ocultar el quid de sus estrategias. Al fin al cabo, si una empresa de asesoramiento financiero hace las cosas bien, significa que va a aplicar modelos de inversión basados en el trabajo de otros autores, inversores, profesores, que vienen a decir lo mismo que ya se dijo allá por el 1922 cuando el padre del Value Investing empezaba a teorizar sobre todo esto.

No hay nada nuevo desde entonces, tan solo variaciones que están sujetas a mejoras gracias a las nuevas tecnologías de las que disponemos o nuevos estudios que vienen a profundizar en los mismos principios que ya han sido explicados desde hace mucho tiempo.

Dicho esto, cobrar a un inversor por “la estrategia” me parece muy triste, la estrategia, ya tenga ciertos matices aquí o allá, si es buena y tiene sentido común, dará vueltas sobre lo que ya ha sido demostrado previamente, y eso es un beneficio del que disfrutamos todos.

La estrategia debería libre y de uso público (ya que no pertenece a la empresa en cuestión), por eso nosotros creemos que debemos poner nuestras ideas de inversión al alcance de todos, y que cada uno haga lo que quiera; porque al fin y al cabo, en la estrategia que nosotros aplicamos interviene el saber hacer de inversores que nos han regalado su conocimiento como Piotroski, Greenblatt, y Carlisle, y nosotros tan sólo hemos “re-decorado el teatro en el que actuamos”.

El asesoramiento, desde nuestro punto de vista, debe ir enfocado (y cobramos por ello) a ayudar a que el inversor aplique dichas estrategias sin caer en los problemas mencionados en el artículo, como la inversión pro-cíclica y la desalineación entre los intereses de la estrategia y tu capacidad emocional para llevarla a cabo. Lo demás es gratis, pues ya nos lo han regalado los high-end investors.

 

@J_Ivan_Garcia

joseivangarcia.com