Swing trading: ganar invirtiendo en los Blue Chips españoles

La inversión en Blue Chips trae de cabeza a muchos inversores.  Son las empresas más importantes del Ibex y están en la mente de todos los inversores, escuchamos diariamente sobre sus bondades como empresas, reparten buen dividendo y parecen inversiones seguras, entonces ¿porqué perdemos dinero continuamente invirtiendo en ellas? y por otro lado ¿cómo podemos dejar de hacerlo?, ¿cómo podemos ganar dinero invirtiendo el los Blue Chips españoles?

La primera pregunta es fácil de contestar: no ganamos dinero con ellas porque lamentablemente no son buenas empresas desde el punto de vista fundamental. Parece mentira pero así es, sus negocios dejan mucho que desear. Fijaos: 

Tengámoslo claro. Las 5 estrellas del mercado español: Telefónica, Santander, BBVA, Iberdrola y Repsol, son muy malas ideas de inversión desde el punto de vista de negocio, desde el punto de vista de una inversión tradicional, de Buy & Hold, sus negocios no tienen apenas retornos, tienen mucha deuda y encima de ello, cotizan muy caras; tanto que deberían caer aún un 70% más para estar en su valor objetivo. De hecho, fijaros lo que pasa cuando invertimos en estas malas empresas, entendiendo “malas” como empresas que presentan ratios en contra del sentido común: 

La línea negra representa el resultado de una cartera formada por estas 5 empresas. Lamentable.

Por lo tanto, es normal que los inversores que quieren ganar dinero en el mercado Español tengan que buscar otras formas de hacerlo que no sea la inversión tradicional, pues es evidente que las expectativas de beneficio  a través del  Buy & Hold  son nulas. De hecho, seguro que muchos de vosotros estáis sufriendo esta larga espera sin resultados.

Pues bien, contestemos a nuestra segunda pregunta y veamos otra manera de aprovechar los movimientos de estas acciones y obtenerles rentabilidad.

A pesar de no ser buenas inversiones a largo plazo las acciones de los Blue Chips, tienen fuertes movimientos. Suben y bajan apoyados por el ruido del mercado, por las expectativas que crean los medios de comunicación y las propias campañas que realizan estas empresas para mantener la atención de los inversores sobre ellas.

 Lo mejor que podemos hacer es aprovechar estos movimientos haciendo un trading de más corto plazo, aprovechando las subidas y bajadas de estas compañías en bolsa y ganando dinero tanto cuando suben como cuando bajan. Para ello, deberíamos de aplicar un sistema de trading, o más bien un sistema de Swing Trading, que permita recoger los movimientos alcistas y bajistas de las acciones, en tendencias cortas.

Nuestra propuesta es un método que creó Charles Drummond, un trader canadiense que se hizo famoso por desarrollar lo que se conoció más tarde como la “Geometría de Drumond”, pero adaptándola al mercado de hoy en día,  más activo y volátil.

 El algoritmo de Swing Trading que proponemos, y sobre el que luego veremos su Back Testing, desarrolla un sistema de entradas y salidas pensado para aprovechar las tendencias posicionándonos a favor de la tendencia primaria de corto plazo y permaneciendo en esa dirección mientras el mercado no rompa su stop de swing, es decir, aquel que funciona como señal de que la tendencia está cambiando de dirección.

Como podréis imaginar, ese stop de swing irá moviéndose en la misma dirección que la tendencia primaria para asegurar ganancias acumuladas, y cuando ésta sea rota por el precio, nos indicará que debemos cambiar de dirección en la estrategia.

Si aplicamos este algoritmo a la misma cartera de 5 acciones, las Blue Chips, en los últimos 5 años habríamos obtenido el siguiente resultado en testing:

Hay que hacer notar que el back testing no tiene en cuenta comisiones de compra-venta, spreads, financiación u otros costes que deriven del uso de distintos productos de inversión o brokers,  y que así mismo no tiene en cuenta variaciones en rentabilidades que provengan de operar en diferentes franjas horarias, en continuo con stops concatenados o con stops al cierre, (advierto esto porque esas características serán unas u otras en función del broker con el que trabaje el inversor y las condiciones o utilidades que el broker le ofrezca a éste); A pesar de ello  el resultado medio asciende a un 278% en 5 años, es decir, un 4,63% mensual durante 5 años.

 Este resultado, como ya os habréis dado cuenta, es notablemente mejor que en el caso de comprar las acciones al contado y mantenerlas, (Buy & Hold)  pues aplicando el swing trading sobre los Blue Chips hubiéramos casi multiplicado por 4 la inversión, mientras  en la modalidad de inversión tradicional habríamos perdido un -53,03% del dinero en ese mismo plazo.

 Dicho esto, recomendamos encarecidamente que el inversor planifique sus inversiones en valores españoles siguiendo un método diferente del habitual, tanto en cuanto haciendo lo de siempre, el resultado difícilmente será aceptable. Es verdad que hacer algo distinto, conlleva aprendizaje, disciplina y metodología, pero quien quiere hacer algo diferente en los mercados, y alcanzar mejores resultados tiene que esforzarse.